Carnitina y Autismo

March 14, 2018

Conclusión del estudio: El transporte de carnitina a través de la barrera hematoencefálica es necesario para que la terapia de carnitina mejore la función cerebral, pero este proceso no se comprende bien. En 2012, en el 1st International Carnitine Working Group, se discutió un posible mecanismo del papel de la carnitina en el autismo al conocerse una mutación en la trimetilisina hidroxilasa épsilon (TMLHE), una enzima involucrada en el paso inicial en la síntesis de carnitina en el músculo y el cerebro. Las deleciones en el exón 2 de este gen ligado a X se encuentran en 1/360 hombres en la población, pero con mayor frecuencia (1/120) en varones. La penetrancia de la mutación para causar autismo se estima en 2-4%.

Se discutieron los posibles estudios clínicos del tratamiento con carnitina del autismo relacionado con la deficiencia de TMLHE. Un estudio podría estar limitado a aquellos con eliminación del exón 2 de TMLHE y podría incluir hermanos varones recién nacidos en familias con un varón previo diagnosticado con autismo y deficiencia de TMLHE. Las pruebas incluirían plasma/orina TML, HTML, gamma butirobetaína y carnitina (total, libre y esterificada) con resultados de eliminación de exón 2 de TMHLE. Un participante en dicho grupo de trabajo, sugirió que a todos los bebés varones se les administrara carnitina oral a una dosis de 100 mg/ kg/día, independientemente del resultado de las pruebas para simplificar el ensayo, aunque otros prefirieron un ensayo cruzado doble ciego. El seguimiento a largo plazo de los lactantes proporcionará datos sobre el papel de la administración presintomática de L-carnitina en el autismo asociado a THMLE

 

Revista: Ann Nutr Metab 2016;68(suppl 3):21-23

https://doi.org/10.1159/000448323

 

 

 Comentario personal:

 

Los defectos genéticos en la capacidad del cuerpo para producir carnitina podrían estar asociados con un mayor riesgo de autismo debido a que la deficiencia de carnitina interfiere con los procesos normales por el cual las células madre neurales promueven y organizan el desarrollo del cerebro embrionario y fetal. En estudios anteriores, los investigadores encontraron que las células madre neurales incapaces de producir carnitina no se comportan adecuadamente y se agotan de manera inapropiada desde el cerebro en desarrollo, pero cuando se suministran células madre neurales con carnitina a partir de una fuente externa a personas con riesgo genético, no se producen esos problemas. El gen asociado con el autismo TMLHE codifica una enzima que el cuerpo necesita para la fabricación de carnitina. Las mutaciones que producen la inactivación de este gen y, sin la suplementación de carnitina adecuada, las células madre neuronales se vuelven menos eficientes en la auto-renovación. Es decir, cuando se dividen, las células madre neurales producen dos células "hijas", uno de los cuales debe seguir siendo una célula madre neural y el otro que debe diferenciarse. Las células madre neurales que se enfrentan a la deficiencia de carnitina demasiado a menudo se dividen para producir dos células diferenciadas, con lo que no reabastecer el cerebro en desarrollo con una caché de las células madre neurales.

 

Algunas mujeres embarazadas pueden absorber suficiente carnitina a partir de su dieta a fin de que la función normal de la enzima menos importante en el contexto del riesgo de autismo para sus bebés. Los altos niveles de carnitina se pueden encontrar en la carne roja, y una de las mejores fuentes vegetales es la leche entera. Las mujeres que no ingieren suficiente carnitina, sin embargo, podrían tener un mayor riesgo de que sus hijos puedan padecer este trastorno.

 

Debido a que el TMLHE es un gen el riesgo de autismo reconocido y se conoce su ubicación en el cromosoma, un posible primer paso para la prevención es poner a prueba las futuras madres para mutaciones TMLHE antes del embarazo. Si una futura madre es portadora del gen de riesgo de autismo mutado, la suplementación de la dieta con carnitina antes y durante el embarazo podría ayudar a asegurar que un suministro suficiente de este nutriente está disponible para el desarrollo del embrión y el feto, lo que ayuda a compensar el defecto genético .

 

Es importante tener en cuenta que esta estrategia de prevención en particular no se aplicaría a todos los casos de autismo debido a la multiplicidad de genes implicados aparte del citado TMLHE. Sin embargo, el impacto potencial de una estrategia preventiva tan limitada podría ser significativa ya que los alelos mutantes TMLHE son sorprendentemente comunes en la población humana

 

 

 

El estudio original:

 

Abstract

 

The 1st International Carnitine Working Group concluded with a round table discussion addressing several areas of relevance. These included the design of future studies that could increase the amount of evidence-based data about the role of carnitine in the treatment of fatty acid oxidation defects, for which substantial controversy still exists. There was general consensus that future trials on the effect of carnitine in disorders of fatty acid oxidation should be randomized, double-blinded, multicentered and minimally include the following diagnoses: medium-chain acyl coenzyme A (CoA) dehydrogenase deficiency, very long-chain acyl-CoA dehydrogenase deficiency, long-chain 3-hydroxyacyl-CoA dehydrogenase deficiency and mitochondrial trifunctional protein deficiency. Another area that generated interest was trials of carnitine in cardiomyopathy and, especially, the use of biomarkers to identify patients at greater risk of cardiotoxicity following treatment with anthracyclines. The possibility that carnitine treatment may lead to improvements in autistic behaviors was also discussed, although the evidence is still not sufficient to make any firm conclusions in this regard. Preliminary data on carnitine levels in children and adolescents with primary hypertension, low birth weight and nephrotic syndrome was also presented. Lastly, the panelists stressed that there remains an objective need to harmonize the terminology used to describe carnitine deficiencies (e.g., primary, secondary and systemic deficiency).

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Existe evidencia sobre musicoterapia en pacientes con enfermedad mental?

October 5, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo