El tridente natural para proteger y tratar las enfermedades mentales

March 18, 2017

 

La vía de degradación del triptófano en situaciones especiales puede generar metabolitos tóxicos, ya que la degradación por indolamina dihidrogenasa (IDO), puede conducir a la formación de ácido quinurénico y 3-hidroxiquinurenina (3-HK) con propiedades excitotóxicas al dar lugar a la formación de radicales libres.

 

La observación del metabolismo del TRP nos da claves para entender la estrecha relación que puede haber entre la disminución de 5-HT, el aumento de quinurenina y la mejoría que supone para algunos enfermos, la alta ingesta de ácido nicotínico.

 

Por otro lado, los beneficios sobre la salud mental del ejercicio físico están bien establecidos, sin embargo, se desconoce la forma en que ejercen influencias sobre el cerebro para alterar el estado de ánimo. Un estudio reciente realizado por Leandro Z. Agudelo y colegas (Cell 2014; 159:33-45) sugiere que el metabolismo de la quinurenina en el músculo esquelético está íntimamente relacionado con la resistencia al estrés asociado con enfermedades psiquiátricas, como la depresión mayor. Cuando se da quinurenina a ratones normales, muestran comportamiento depresivo, mientras que los roedores con aumento de los niveles de PGC-1alfa1 en el músculo no se vieron afectados. De hecho, estos animales no muestran niveles elevados de quinurenina en la sangre, ya que las enzimas transformadoras en sus músculos bien entrenados se convierten rápidamente en ácido quinurénico, convirtiéndose en un mecanismo de protección.

 

Finalmente, en un modelo preclínico reconocido de depresión, los investigadores examinaron el microbioma intestinal de los ratones antes y después de haber estado expuestos al estrés crónico. El principal cambio que encontraron fue una pérdida de Lactobacillus y un aumento en los niveles circulantes de metabolitos de quinurenina. Con la pérdida de Lactobacillus vino la aparición de síntomas depresivos. Pero después de la suplementación con L reuteri para restaurar Lactobacillus, el metabolismo de quinurenina se normalizó, y así lo hizo el comportamiento de los animales.

 

 

 

Tridente:

  1. Evitar la toxicidad de metabolitos de triptófano:

  2. El ejercicio aeróbico intenso, se asocia a aumentos en PGC-1α1 y a la expresión enzimática de quinurenina en biopsias musculares de seres humanos. El ejercicio puede, por lo tanto, actuar como una terapia complementaria clave en el tratamiento de trastornos relacionados, como la depresión, al limitar la cantidad de quinurenina que llega al cerebro.

  3. La microbiota intestinal es un regulador clave en el cerebro y en el comportamiento representaba un "cambio de paradigma en la neurociencia. Hay que evitar alimentos procesados, carbohidratos simples y grasas saturadas y aumentar ácidos grasos omega3 (DHA) y verduras, junto a alimentos fermentados o incluso utilizando probióticos como Lactobacilos.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Existe evidencia sobre musicoterapia en pacientes con enfermedad mental?

October 5, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo