Si piensas que el deporte intenso no afecta al sueño, sigue leyendo..

February 7, 2017

El sueño de Juan Pedro Orellana, protagonista del reto deportivo-solidario “1000 km contra el Cáncer”, fue analizado tras la realización de 28 maratones diarios consecutivos en su travesía desde Jerez de la Frontera hasta Santiago de Compostela y 20 días después de finalizar el reto 

 

 

 

Este estudio viene a constatar cómo, pese a que el deporte moderado ayuda a dormir mejor, la calidad del sueño se ve afectada cuando se desarrolla una actividad física extrema y cómo a los 20/21 días, tras finalizarla, el sueño vuelve a su normalidad. Otras de las conclusiones han sido: que en el corredor cambió, en primer lugar, el tiempo del sueño, aumentando tras la finalización del reto y volviendo a sus patrones tiempo después de varios días. En segundo lugar la calidad del sueño se vio afectada, teniendo patrones diferentes a los de una persona sin actividad física extrema, observando que las fases de descanso muscular y corporal abarcaban un gran porcentaje del total del sueño.

En la actividad cerebral del sueño se observan cinco fases diferenciadas por la señal que presentan y por el efecto que tiene sobre el descanso. Así pues, en el caso del corredor se observó que las fases de sueño lento (vinculadas con el descanso físico) tenían un mayor porcentaje en el sueño que la media, y que 7 y 20 días después.

 

 

 

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Existe evidencia sobre musicoterapia en pacientes con enfermedad mental?

October 5, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo