Tomando decisiones

La toma de decisiones incluye la creación de intenciones y el establecimiento de objetivos - los tres son parte de un mismo circuito neuronal y la corteza prefrontal se acoplan de una manera positiva, lo que reduce la preocupación y la ansiedad. La toma de decisiones también ayuda a superar la actividad del estriado, que por lo general tiende hacia impulsos negativos y rutinas. Por último, la toma de decisiones cambia tu percepción del mundo y calma el sistema límbico.

 

Pero tomar una decisión puede ser difícil. En este sentido, es adecuado saber que, aunque la decisión no sea perfecta (incluiría demasiada actividad prefrontal ventromedial emocional), si es razonablemente buena, se activa más el área prefrontal dorsolateral, que le ayuda a sentirse más seguro y con más control de la situación.

 

 

Eric Barker (http://www.bakadesuyo.com/)

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Existe evidencia sobre musicoterapia en pacientes con enfermedad mental?

October 5, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo