Inflamación, también en los trastornos mentales

October 31, 2016

 

 

Una línea de investigación muy prometedora en las enfermedades mentales graves, es el estudio de tratamientos antiinflamatorios para paliar los efectos de los brotes así como mejorar su pronóstico a largo plazo.

 

A día de hoy, los investigadores españoles saben que la inflamación juega un papel muy relevante en el origen físico de la enfermedad mental. En este sentido, se ha comprobado que las personas que tienen peor cognición en psicosis -es decir, peor atención, capacidad de memoria, capacidad ejecutiva a la hora de tomar decisiones o resolver problemas- son las que tienen mayor inflamación. Y cuantos más factores inflamatorios, más daño se produce en el sistema nervioso central, de ahí que las capacidades de esas personas sean peores. Esta relación es uno de los hallazgos que se ha presentado en el Congreso de Psiquiatría que se celebra en Mallorca.

 

Por cierto, al igual que se está estudiando en psicosis, se ha evidenciado un aumento de factores de inflamación en pacientes con autismo y trastorno bipolar.

 

Hace poco publicábamos este informe:

 

Investigadores del CIBERSAM han descrito una asociación entre biomarcadores anti-inflamatorios y la función cognitiva relacionados con la clínica psicótica en pacientes con un primer episodio psicótico en un artículo que ha sido publicado en la prestigiosa revista Psychological Medicine, una de las relevantes en su área.

 

Tras controlar los principales factores de confusión, el grupo de pacientes muestra una peor ejecución en todos los dominios cognitivos evaluados, una mayor expresión de los mediadores pro-inflamatorios así como una menor expresión de los anti-inflamatorios, en comparación con una amplia muestra de controles sanos. En el grupo de pacientes, mayores niveles de expresión anti-inflamatoria se asocian a una mejor ejecución en tareas de atención sostenida y función ejecutiva. Además, se observa una asociación con la clínica psicótica.

 

Aunque se necesita más evidencia científica, esta investigación indicaría cómo la expresión de determinados componentes inflamatorios tiene un interesante potencial como marcador biológico del estado cognitivo en primeros episodios psicóticos. Estos resultados acrecientan el interés sobre la modulación farmacológica del sistema inflamatorio como una posible diana terapéutica en los procesos cognitivos y psicopatológicos en la esquizofrenia.

 

El estudio está coordinado por Miguel Bernardo, jefe de grupo del G04 CIBERSAM en el Hospital Clínic de Barcelona, y sus primeros firmantes son Bibiana Cabrera y Miquel Bioque, de este mismo grupo. En este trabajo, han participado investigadores del CIBERSAM en el Hospital Universitario de Álava, Hospital Gregorio Marañón de Madrid, Universidad de Oviedo, Universidad de Zaragoza y Universidad Complutense de Madrid.

 

Este trabajo se enmarca en el proyecto “Interacción genotipo-fenotipo y ambiente. Aplicación a un modelo predictivo en primeros episodios psicóticos - Proyecto PEPs”, liderado por el Prof. Bernardo. Además, forma parte del proyecto intramural “Inflammatory alterations in schizophrenia: search of biological markers in first psychotic episodes” (FLAMMPEPs - 10/P02), financiado por el CIBERSAM y coordinado por el Prof. Juan Carlos Leza (G12).

 

Artículo de referencia:

Cognition and psychopathology in first-episode psychosis: are they related to inflammation?B. Cabrera, M. Bioque, R. Penadés, A. González-Pinto, M. Parellada, J. Bobes, A. Lobo, B. García-Bueno, J. C. Leza and M. Bernardo. Psychological Medicine, 2016 Apr 8:1-12. [Epub ahead of print] doi:10.1017/S0033291716000659

http://journals.cambridge.org/action/displayAbstract?fromPage=online&aid=10271358&fileId=S0033291716000659

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Existe evidencia sobre musicoterapia en pacientes con enfermedad mental?

October 5, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo