Terapia psicológica individual en primeros episodios psicóticos

 
En la búsqueda de evidencia sobre los beneficios de la terapia psicológica individual en primeros episodios psicóticos (PEP) hemos encontrado una Revisión Sistemática (RS), 1 Informe de evaluación mediante un Ensayo Clínico Aleatorio (ECA) y otro ECA. Los tres documentos señalan el tratamiento psicológico integrado (TPI) (tratamiento psicoeducativo  y  psicoterapéutico) como de elección en los PEP. Señalando que las sesiones son impartidas de manera individual.
 
Una RS sobre la efectividad de los tratamientos psicológicos en los PEP(1), realizada por el Servicio de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco (OSTEBA), evalúa la evidencia científica existente sobre la efectividad de los tratamientos psicológicos en los PEP, sobre la sintomatología, recaídas y funcionalidad para, en función de los resultados, redactar un guía de recomendaciones psicoeducativas.
 
Se incluyeron 30 artículos, con un total de 1.846 participantes; dos de los ensayos incluyen una muestra amplia con más de 500 pacientes, sin embargo, el resto de los ensayos son más modestos, reclutando un número más reducido. Los participantes que se incluyen en los estudios son personas con alto riesgo de debutar con psicosis y pacientes que han sufrido un PEP recientemente. Los tratamientos psicológicos que se evalúan en esta revisión son variados: tratamiento psicológico integrado (TPI) (tratamiento psicoeducativo  y  psicoterapéutico), tratamiento específico para el cannabis, programa de reincorporación a la comunidad, intervención preventiva, tratamiento cognitivo conductual, terapia cognitiva junto con psicoeducación, módulos cognitivos y tratamiento conductual junto con terapia familiar. Los tratamientos controles con los que se comparaban este tipo de intervenciones son en su mayoría el tratamiento usual, sin embargo, algunos estudios comparaban el tratamiento experimental con terapia individual, psicoeducación, terapia basada en las necesidades, befriending o monitorización.
 
Uno de los estudios incluidos compara el tratamiento conductual junto al tratamiento familiar frente al tratamiento individual y concluye que los primeros no obtienen mejoras con respecto a la sintomatología positiva y las recaídas y si los obtienen el tratamiento individual.

De todos los tratamientos estudiados se concluye que junto con el tratamiento habitual (TAU), el TPI (tratamiento psicoeducativo  y  psicoterapéutico  para  el  paciente  y  la  familia)  es  el  más  efectivo para los PEP porque:
—Reduce la sintomatología negativa.
—Reduce las tasas de recaídas durante los dos primeros años de seguimiento
 —Reduce el tiempo de hospitalización.
—Mejora el funcionamiento social: adherencia social, relaciones sociales, autonomía y actividades vocacionales y educativas.
—Mejora la satisfacción y calidad de vida de los pacientes.
—Mejora la adherencia farmacológica.
 
Posteriormente (2014), el OSTEBA también realizó un informe de evaluación de la efectividad de la intervención psicológica en los primeros episodios psicóticos (PEP)(2), con el objetivo principal de evaluar la eficacia del TPI (con intervenciones psicoeducativa y psicoterapéutica) como terapia complementaria al tratamiento farmacológico y psiquiátrico en personas que han sufrido un PEP.

Para ello se realizó un ECA, con evaluador enmascarado, en el que los pacientes que sufrían un PEP fueron asignados a dos ramas de tratamiento:
1. Tratamiento Habitual TAU: tratamiento farmacológico + sesiones periódicas con su psiquiatra (16 sesiones).
2. Tratamiento Integrado TI: TAU + tratamiento TPI (16 sesiones de tratamiento psicoeducativo y psicoterapéutico) con la persona afectada, siendo impartidas las sesiones de  manera individual, con una frecuencia quincenal y duración total de 6 meses.

Se realizó una evaluación clínica, funcional, de satisfacción y de calidad de vida en el momento basal y después de recibir el tratamiento (6 meses después de la inclusión en el estudio en ambos grupos). A su vez, se mejoró la coordinación entre las estructuras intrahospitalarias y extrahospitalarias, ayudando a los pacientes a la vuelta a la vida normal después de la hospitalización.

Los resultados del ensayo concluyen que la administración de un TPI durante los primeros años tras inicio del PEP mejora los síntomas positivos y negativos de la psicosis, disminuye los síntomas depresivos y ansiosos, y aumenta la funcionalidad del paciente, no encontrando diferencias con respecto a la calidad de vida que percibe el paciente antes y después del tratamiento. En  comparación  con  el  TAU,  este  nuevo  tratamiento integrado añade una mejoría con respecto a la sintomatología negativa y una mejor funcionalidad general de estos pacientes.
 
Otro ECA simple ciego (evaluador enmascarado)(3) señala que en nuestro medio se han generado programas intrahospitalarios y extrahospitalarios, generalmente no coordinados entre sí. Este estudio centraliza el tratamiento intra y extrahospitalario para evaluar la eficacia del TPI (intervenciones psicoeducativa y psicoterapéutica) como terapia complementaria al tratamiento farmacológico y psiquiátrico en personas que han sufrido un PEP, en un entorno sanitario coordinado. La muestra inicial fue de 47 pacientes. 24 en el grupo experimental y 23 en el control. Continúan el estudio hasta el final 23 pacientes en el experimental y 21 en el control. Los pacientes fueron asignados a dos ramas de tratamiento:
1. Grupo control: Tratamiento farmacológico + sesiones periódicas con su psiquiatra (TFSP)

2. Grupo intervención: TFSP + TPI (12 sesiones de tratamiento psicoeducativo y psicoterapéutico) con la persona afectada. Este grupo recibe las sesiones de psicoeducación de manera individual, quincenalmente, por lo tanto el TI dura 6 meses.  
 
Al comparar ambos grupos se encuentran diferencias estadísticamente significativas en la puntuación de síntomas positivos y negativos de la PANSS, en la depresión con la escala Hamilton, en la funcionalidad y en todos los ítems de la escala de impresión clínica global. En el número de ingresos se encuentra una diferencia estadísticamente significativa en los días de ingreso siendo menor el número de días de reingreso en el grupo experimental. A la vista de estos resultados es importante plantearse la necesidad de implementar este TI de manera sistemática.
 
Referencias (3):
  1. Ruiz de Azúa García S, González-Pinto Arrillaga A, Vega Pérez P, Gutiérrez Fraile M, Asua Batarrita J. Revisión de los tratamientos psicológicos en primeros episodios psicóticos. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y Política Social Servicio de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco; 2007. Informes de Evaluación de Tecnologías Sanitarias: OSTEBA Nº 2007/08. [Texto Completo] [Consulta: 11/10/2016]
  2. Vega Pérez P, Gonzaléz-Pinto Arrillaga A, Ruiz de Azúa García S, Barbeito Resa S, Rico Iturrioz R. Evaluación de la efectividad de la intervención psicológica en los primeros episodios psicóticos mediante tratamiento multidisciplinar. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Servicio de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco; 2014. Informes de Evaluación de Tecnologías Sanitarias: OSTEBA. [Texto Completo] [Consulta: 11/10/2016]
  3. Patricia Vega, Sara Barbeito, Susana Alberich, Sonia Ruiz de Azúa, Miryam Fernández, Iñaki Zorrilla, Karim Haidar, Ana González-Pinto. Intervención temprana en primeros episodios psicóticos. Psiquiatria.com. 2011; 15:39. [Resumen] [Consulta: 11/10/2016]
Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Existe evidencia sobre musicoterapia en pacientes con enfermedad mental?

October 5, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo